<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=404521&amp;fmt=gif">
Icon_Blue.jpg

Los pacientes abandonan menos la terapia cuando se usa la Realidad Virtual

Read in English ]

¿Tienes miedo de perder pacientes? ¿Te gustaría incrementar la adherencia y motivación en tus tratamientos? Entonces tenemos buenas noticias.

La Realidad Virtual (RV) es una herramienta que ha mejorado mucho en los últimos años. Sus usos son amplios y las posibilidades que te aporta en la Salud Mental son de lo más prometedores. Con la Realidad Virtual podemos tratar varios tipos de problemas de salud mental de una forma simple, inmersiva, económica y sobre todo, efectiva

Las fobias (miedo a los animales, a las alturas, a la oscuridad) y situaciones sociales (hablar en público, ansiedad social, entrevistas) normalmente son tratadas con terapia Cognitivo-conductual (CBT). El problema con la CBT es que los pacientes son expuestos a confrontarse con aquello que les genera fobia o ansiedad a la vez que evitan el uso de mecanismos de defensa o de seguridad. Por lo tanto, la creación de terapias con ambientes de exposición reales pueden ser ineficientes y poco prácticos. 

La solución es la Realidad Virtual, una tecnología que no tiene los inconvenientes del CBT a la vez se utiliza un entorno inmersivo, seguro y controlado.

 

Realidad Virtual: Misma eficacia en el tratamiento y con menos abandonos
vr cbt infografia espanol

                                                                                                                                                                                                                                          Fuente: WayAhead

Según el estudio llevado a cabo por Penate-Castro et al. (2014) la eficacia de la CBT con exposición de Realidad Virtual es similar con la que se utiliza solo CBT. El estudio, realizado en pacientes con agorafobia, mostró que todas las terapias eran estadísticamente efectivas tanto en el post-tratamiento como en el seguimiento al cabo de 6 meses.

Y la parte más interesante de todo es los resultados que mostraban que el grupo de CBT tenía unos ratios de abandono más elevados. Concretamente dieciséis de treinta pacientes abandonaron (53,33%) en el tratamiento de CBT mientras que solo siete de treinta pacientes (23,33%) abandonaron en el tratamiento de CBT con Realidad Virtual. 

Por lo tanto, los tratamientos con Realidad Virtual muestan unos ratios de adherencia mayores. Y tal como se apunta en Penate-Castro et al. (2014), la innovación y la seguridad que aportan la RV pueden ser los factores clave de éxito. Este estudio es consistente con los de Botella et al. (2007), Gonzalez-Lorenzo et al. (2011) y Pitti et al. (2008), quienes obtuvieron mejores resultados en la combinación de terapia grupal cuando utilizaron técnicas de Realidad Virtual.

La efectividad, la practicidad, la adherencia, la motivación y el coste de la Realidad Virtual hacen que este tratamiento de salud mental sea uno de los más interesantes y prometedores.

 

Referencias

Peñate Castro W., Roca Sánchez M.J., Pitti González C.T., Bethencourta J.M., De la Fuente Portero J.A., Gracia Marco R. (2014). Cognitive-behavioral treatment and antidepressants combined with virtual reality exposure for patients with chronic agoraphobia

Botella, C., García-Palacios, A., Villa, H., Baños, R. M., Quero, S., Alcañiz, M., & Riva, G. (2007). Virtual reality exposure in the treatment of panic disorder and agoraphobia: A controlled study. Clinical Psychology & Psychotherapy, 14, 164-175

Gonzalez-Lorenzo, M., Peñate, W., Pitti, C. T., Bethencourt, J., de la Fuente, J., & Gracia, R. (2011). Efficacy of virtual reality exposure therapy combined with two pharmacotherapies in the treatment of agoraphobia. International Journal of Clinical and Health Psychology, 11, 189-203.

Pitti, C. T., Peñate, W., de la Fuente, J., Bethencourt, J., Acosta, L., Villaverde, M., & Gracia, R. (2008). Agoraphobia: Combined treatment and virtual reality. Preliminary results. Actas Españolas de Psiquiatría, 36, 94-101.