<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=404521&amp;fmt=gif">
Icon_Blue.jpg

La realidad virtual, herramienta crítica para el futuro de la salud mental

 

Las tecnologías evolucionan día a día y su futuro no parece que vaya a sufrir un retroceso, sino más bien al contrario. Sin embargo, lo que no se sabe es cuál será el desarrollo de la salud mental. Desde las entidades inglesas NHS England (National Health Service) y Health of the Nation han reconocido que unos buenos servicios de salud mental son esenciales, según un estudio elaborado con la colaboración de Topol Review.

En este sentido, a largo plazo, el plan que tiene NHS England es un incremento en la inversión, poniendo el foco en que la tecnología sea la base para transformar el desarrollo de los servicios de salud mental. Éstos deben ofrecer el mejor trato posible con un personal que esté plenamente capacitado para adaptarse a mejoras continuas (también a nivel tecnológico).

Este estudio, realizado con el apoyo de Topol Review, evalúa el alto impacto que tendrán las tecnologías en el tratamiento de la salud mental y sus trabajadores durante próximos 20 años. ¿Qué pasará en un futuro?

  • La salud mental se tratará de una manera más personalizada.
  • La tecnología cambiará la manera en que se realiza la formación al personal sanitario.
  • Todo será gestionado para beneficiar al paciente. Se estima que la tecnología será una de las herramientas críticas para el futuro del NHS, entre ellas, destacará la realidad virtual para tratar la salud mental.

¿Qué tecnologías tendrán más impacto en la salud mental en los próximos 20 años?

Los resultados del estudio desvelaron que las nuevas tecnologías, como la realidad virtual, transformarán la salud mental en los próximos 20 años, pero para que este nuevo escenario tenga éxito, la introducción de las nuevas tecnologías en la asistencia sanitaria debe ir acompañada de una transformación organizacional.

  • Realidad virtual (3-5 años): en la actualidad ya existen productos asequibles. La realidad virtual es una de las tecnologías más destacadas y con más posibilidades de éxito debido a su potencial en el trato de trastornos de fobia o psicóticos, así como en la ayuda a conectar con pacientes aislados o difíciles de alcanzar.
  • Realidad aumentada (5-10 años): da la oportunidad de ofrecer feedback de pacientes en tiempo real en entornos no clínicos como parte de la terapia psicológica.
  • Telemedicina (1-5 años): puede mejorar el acceso a la sanidad reduciendo barreras geográficas y costes de transporte. Además, puede ser más práctico para los pacientes.
  • Sensores (2-5 años): ya existen estudios que muestran su utilidad en varias medidas y tiene otros usos potenciales en tiempo real como monitorizar a los pacientes.
  • Smartphones (2-5 años): la interacción con ellos puede proporcionar diagnósticos útiles y monitoreo de la información del paciente.
  • Terapias digitales (1-3 años): pueden proporcionar autoayuda independiente  o mezclarse con las intervenciones de salud mental tradicionales o digitales. Ya están en uso y hay muchos estudios que las validan.
  • Redes sociales (3-7 años): estudios han mostrado cómo se puede extraer la información fenotípica para ayudar la predicción y monitorear los trastornos de salud mental.
  • Genotipo chip de ADN (5-10 años): todavía hay muy pocos casos clínicos, pero tiene mucho potencial transformativo.
  • Neuroimagen (7-10+ años): los escaneos son caros y han tenido un éxito limitado en encontrar marcadores de trastornos mentales fuera de estados neurodegenerativos.
  • Registros de salud electrónica de los pacientes (EHRs y PHRs) (2-5 años): si se implementan algunas mejoras, puede ser una plataforma de apoyo que proporcione información útil a los profesionales y mejorar el compromiso de los pacientes.
  • Recopilación de información sobre la salud (1-3 años): mejorando la infraestructura se proporcionará una mejor temporalización y facilidad de localización de los datos.
  • Procesamiento Natural del Lenguaje (PNL) (2-7 años): puede mejorar la productividad clínica mediante la transcripción digital.
  • Inteligencia artificial (3-10+ años): permitirá a muchos de los métodos listados proporcionar decisión de soporte o predicción.

 

La realidad virtual transformará el tratamiento de salud mental

Psious-virtual-reality

De las tecnologías mencionadas, una de las que más buena aceptación ha tenido, y que se encuentra en total actualidad es la realidad virtual. Cientos de estudios avalan este método que es accesible para cualquier profesional y ofrece al paciente un paso más en la inmersión de su terapia.

 

En un caso práctico de esta terapia realizado en 2017 por el Instituto Nacional de Investigación de la Salud, Martin Hunt (director del programa) afirmó: Estoy encantado de que hayamos podido atraer y apoyar un proyecto tan ambicioso, potencialmente transformador.

 

Este Instituto ganó £4m por el premio Mental Health Challenge Award en una colaboración que incluyó a varias entidades de salud mental, realidad virtual y la Universidad de Oxford. En el estudio se intervino con realidad virtual a personas que experimentaban psicosis y se evaluaron esas intervenciones. Se realizó bajo la prueba piloto del profesor Daniel Freeman y sus colegas usando experiencias de realidad virtual para ayudar a gestionar la paranoia. Los organizadores afirmaron que hacían la inmersión de manera gradual para que los pacientes pudieran gestionar desde el principio la situación. Éstos afirmaron que fue una experiencia increíble, pero lo mejor era ver los beneficios en la vida real. El experimento fue todo un éxito, puesto que se pudo demostrar que la terapia puede resultar incluso divertida, de fácil uso para pacientes y terapeutas y permite poner a la persona tratada en situaciones que sin las plataformas digitales sería impensable.

 

El futuro de la salud es digital

Tras el estudio, se llegó a la conclusión que de las tecnologías que existen en la actualidad, evidencian que dentro de 5 años es muy probable que se hayan implementado por completo. Mientras algunas ya se han empezado a normalizar, otras lo harán poco a poco. Eso permitirá al personal de la salud mental incrementar su efectividad y eficiencia sin que sus funciones cambien por completo.

 

En los próximos 5-10 años, se cree que las organizaciones se reestructurarán y el trabajo se reinventará alrededor de las nuevas tecnologías, incluyendo cambios en las funciones del personal y en las capacidades que se les requerirá. Más allá de 10 años no se pueden hacer predicciones firmes, pero parece que la medicina digital y la tecnología dentro de la genómica se usarán de manera rutinaria en la salud mental. Lo más importante será cómo reaccionarán ante estos cambios los profesionales de la salud mental y, sobre todo, los pacientes.

 

Muchos profesionales de la salud mental ya utilizan Psious, una plataforma de realidad virtual, con resultados probados, que permite a los profesionales de esta disciplina sanitaria tratar a sus pacientes mediante una inmersión en situaciones reales que trabaja con las emociones.


¡Solicita una demostración gratuita ya y marca la diferencia en tu consulta!

eBook blanco + boton